Acupuntura Bioenergética

La acupuntura ayuda a mantener el buen estado de fluidez energética de tu cuerpo para mejorar el desarrollo de todas sus funciones fisiológicas

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp

La acupuntura es el método que lo aplica con más frecuencia, y cuyos posibles efectos beneficiosos se ha investigado con mayor profundidad.

Un método ideal para el perfeccionamiento del gesto deportivo

Existen diversas técnicas que utilizan la estimulación de ciertos puntos anatómicos que sirven para restaurar la circulación de la energía. En esta variante se insertan finas agujas en determinados puntos estratégicos, con el objetivo de aliviar una amplia cantidad de patologías.

La bioenergética, utiliza también para la estimulación de los puntos reconocidos la moxibustión, reflexología, auriculopuntura y láserpuntura, etc.

La laserpuntura, por ejemplo se realiza con un dispositivo que tiene su frecuencia de onda en el espectro de los infrarrojos, que son el tipo de luz que mayor poder de penetración alcanza bajo la piel.
Se trata de un tipo de radiación muy parecida a la de la luz natural que recoge y amplifica aquellas cualidades beneficiosas para la salud.

Otras técnicas utiliza el efecto del mágnetismo para producir cambios beneficiosos…

La Medicina Tradicional China tiene sistemas de diagnóstico que le posibilita  realizar una valoración y  colocar una determinada  alteración  en el conjunto  de  la esfera YANG (PLENITUD -CALOR) o de la esfera YIN (VACÍO -FRÍO) y de la teoría de los CINCO MOVIMIENTOS y en uno de sus 166 síndromes.

Conocer las causas del desequilibrio y su sintomatología, antes de manifestar  patología somática permite incidir sobre la circulación energética y así, prevenir una alteración más profunda.

Estimula y armoniza la circulación de energía (QI) y la sangre (XUE), equilibra la interacción entre el YIN y el YANG, Airea el QI en caso de estancamiento, armoniza la energía nutricia (RONG) y defensiva (WEI).

BENEFICIOS

Ayuda a tomar consciencia del tono corporal y ritmo vital en procesos difíciles de la vida.

Facilita la circulación de la energía y de la sangre.

Establece y mantiene el equilibrio de la polaridad (YIN/ YANG)

Favorece las funciones del sistema neuroendocrino e inmunológico.

Prevención de dolencias y enfermedades comunes y retrasa el proceso de envejecimiento.

Ayuda a liberar patrones restrictivos de tipo físico, psíquico o emocional y estimula el potencial inherente de sanación.