Shiatsu Zen

Un método que respeta los aspectos individuales y ayuda especialmente a las personas en momentos de un elevado nivel de estrés.

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp

El Shiatsu Zen de Masunaga es un método de trabajo corporal que facilita la interioridad, sintonizando el cuerpo y la mente.

Se distingue por su carácter meditativo, siendo el más habitual en Europa.

Desde la antigüedad el masaje ha sido el método sustitutivo y más inmediato de terapia.

Sus beneficios llegan hasta nuestros días, evolucionando desde el uso de las técnicas más básicas que ayudan a favorecer la relajación y el sueño, hasta el desarrollo de otras más complejas utilizadas para aliviar o eliminar dolencias específicas del cuerpo.

El Shiatsu reúne en sí técnicas clásicas de digitopresión y otras técnicas modernas de masaje.

El terapeuta actúa con presión digital sobre el sistema de canales energéticos por los que fluye la energía, además de estiramientos y movilizaciones articulares que facilitan su circulación.

El énfasis se pone en la eficacia del movimiento corporal y la interioridad del facilitador que permite que la mente y el cuerpo de la persona logren una mayor armonía al conseguir una relajación profunda y reconexión con su fuente de salud inherente.

Sus técnicas actúan también de forma preventiva facilitando la sensación de relajación y frescura corporal.

El tratamiento se recibe vestido con ropa cómoda, tumbado o sentado en un ambiente que favorece la quietud interna y la relajación.

ALGUNAS DOLENCIAS MÁS COMUNES QUE SE PUEDEN TRATAR

Problemas musculares y estructurales

Problemas de tipo respiratorio o digestivo

Problemas emocionales y alteraciones nerviosas (Ansiedad, depresión, Insomnio…)

Algunas neuralgias y cefáleas

Alteraciones Inmunológicas y endocrinas (Alergía, asma)

Dolores menstruales y desequilibrios hormonales…